La biomimética o biomímesis como fuente de innovación

La biomímesis es una disciplina que todos deberíamos conocer, sobre todo si somos unos apasionados de la innovación y unos inquietos por las soluciones creativas, funcionales y sostenibles.

También conocida como biomimética o biomimetismo, la biomímesis es una disciplina que consiste en imitar la naturaleza para diseñar, crear y desarrollar productos, servicios, procesos, estructuras, materiales que aprovechen los grandes avances que ha logrado la naturaleza en sus miles de millones de años de evolución y adaptación para crear soluciones únicas, eficaces, sostenibles y con menor impacto ambiental.

Te dejamos algunos ejemplos de los desarrollos que ha logrado el ser humano imitando los avances de la naturaleza:

  1. Una marca de vestidos de baño que se inspiró en la piel de los tiburones para minimizar la fricción con el agua para ayudar a los nadadores a nadar más rápido.
  2. La imitación de la textura de la superficie de la flor de loto, que, aunque habita en terrenos pantanosos siempre está limpia, para crear la tela de los impermeables.
  3. Compañías de aviones y trenes que han adaptado, respectivamente, sus alas y sus extremos basados en las alas y picos de diferentes aves con el objetivo de reducir el ruido que producen, mejorar funcionalidades u optimizar el consumo de recursos.
  4. Un edificio en Zimbabue inspirado en los túneles que crean las termitas africanas para mantener constantes las temperaturas internas de los montículos en los que viven, independientemente del calor externo.

¿Se te viene a la mente algún otro ejemplo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *